Siempre preguntando. Siempre descubriendo.

Las primeras preguntas de tu bebé no las formula en voz alta. Antes de poder hablar, los bebés hacen muchas preguntas señalando con sus dedos. Depende de nosotros que continúen señalando y formulando preguntas.

¿Qué hace que un bebé señale?

Los objetos estimulantes invitan a tu pequeño a formular preguntas de forma física y sensorial, como por ejemplo, señalando, tocando y chupando el objeto. Sus preguntas derivan en descubrimientos, y esos descubrimientos inspiran a formular más preguntas.

Mientras el bebé continúa avanzando por el camino del descubrimiento, puedes ayudarlo a:

Respaldar el idioma

Respaldar las habilidades lingüísticas

Si el bebé formula una pregunta sin usar palabras, puedes decir en voz alta lo que crees que está preguntando: "¿Qué hace este botón? ¿Qué hay debajo de esa tapa?" Verbalizar las posibles preguntas de tu pequeño lo exponen a nuevas palabras.

Incentivar lo cognitivo

Incentivar las habilidades cognitivas

Cuando tu pequeño sienta curiosidad por algo, puedes responder sus preguntas con una experiencia en lugar de una respuesta para ayudarlo a crear sus habilidades cognitivas.

Inspirar la curiosidad

Inspirar la curiosidad

Exponer a tu pequeño a objetos interesantes y experiencias multisensoriales despierta su curiosidad y lo invita a pensar acerca del porqué de la existencia de las cosas y cómo funcionan.