Todo compositor necesita algo para tocar.

¿Qué instrumento, sonido o melodía provocará el amor eterno de tu hijo por la música? Tendrás un asiento en primera fila durante la propia exploración de creatividad musical de tu bebé.

¿Por qué la música es tan importante para el bebé?

El cerebro de tu pequeño tiene el aprendizaje de la música incorporado, igual a lo que sucede con el aprendizaje del lenguaje. La exposición a diferentes canciones y sonidos promueve sus habilidades musicales y su apreciación por la música, y muchos beneficios más.

La música incentiva:

Idioma

Desarrollo del lenguaje

Experimentar un patrón rítmico en la música puede mejorar la habilidad de tu pequeñín para detectar patrones rítmicos en el habla.

Equilibrio

Equilibrio y conciencia del cuerpo

Mientras el bebé se mueve, se balancea y se menea al compás, pasa el peso de su cuerpo de un lado a otro, lo cual estimula sus habilidades de equilibrio. Mover diferentes partes de su cuerpo también aumenta su conciencia de las mismas.

Cognitivas

Habilidades cognitivas

Casi todas las canciones se crean en base a un patrón o secuencia. Escuchar música puede ayudar a tu pequeño a reconocer, anticipar y descifrar patrones. Además, reproducir la misma canción de forma rutinaria durante una situación particular puede ayudar a la memoria de tu bebé y hacer que vincule la música con la experiencia.

Vinculación

Vinculación y habilidades socioemocionales

Como a menudo la música forma parte de un entorno social en el cual se canta, se tocan instrumentos o se baila, puede presentar una excelente oportunidad para que el bebé se conecte con usted y con las personas que lo rodean.

Curiosidad

Autoestima

Formar parte de una experiencia divertida y colectiva, como bailar en grupo, puede hacer que tu pequeño se sienta valorado e importante.